Skip navigation

Durante siglos, los navegantes se han guiado por las luces de los faros, perpetuamente alimentadas por la anónima labor del farero.

Ancestral ofico que el progeso de la técnica relegó a los libros de Historia, aunque su espíritu permanece invariado.

Pues, está fielmente encarnado en los millones de bitacorístas que, en igual soledad que el farero, dirigen un haz de palabras hacia ese inmenso océano de conocimiento que es internet, con la esperanza de servir de guía a los internautas de hoy y, quizaś, fareros de mañana.

Adresser à Monsieur Luis Irles, maître gardien.

© oídococina.com

Anuncios

6 Comments

  1. Merci beaucoup, monsieur le chef de la nouvelle cyber-cuisine.

    • Merçi beaucoup, Monsieur maître gardien, à bientôt!

  2. Muy bella la analogia entre un farero y la de un bitacorista.
    Hoy en día se ha perdido hasta el encanto en denominar un arte u oficio ( farero le llaman ahora técnico de señales marítimos terrestres.)
    Saludos y estupendo primer plato.

    • Merçi beaucoup Monsieur javcasta, à bientôt!

  3. Qué lindo, JC! Me siento como que he respirado aire puro, nocturno y marino. :-)

    • Y yo me siento, gracias a tu amable comentario, gratamente acompañado. :)

      Madame M merçi beaucoup, à bientôt!


One Trackback/Pingback

  1. […] de javcasta Via Oido Cocina, descubro un blog. Lo anoto en mi bitácora, para profundizar en el. EL FARO DEL FIN DEL […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: