Skip navigation

A  estas alturas no es ninguna novedad que Bing, la denominación del nuevo buscador de Microsoft, encierra el acrónimo “Bing Is Not Google”.

La verdad es que es díficil imaginar una mejor forma de condensar en cuatro letras toda una declaración de intenciones. Pues con Bing, Microsoft pretende competir con Google en el terreno en el éste parece llamado a ser hegemónico.

A pesar de la mala imagen del gigante de Richmond y de la simpatía que despierta Google, lo cierto es que ambos buscan por vías distintas el mismo objetivo monopolístico.

Microsoft, a través de que todos los programas que usemos desde que encedemos el ordenador hasta que lo apagamos sean suyos. Y Google, mediante la intervención en toda la navegación que hagamos por internet.

Ambas aspiraciones, desde un punto de vista económico, son legítimas porque están en el adn de toda empresa. Sin embargo, desde la óptica del usuario son nefastas porque, en última instancia, nos privará de la facultad de decisión que quedará reducida a un par de opciones. Y, en la dualidad no cabe la diversidad.

Personalmente, seguiré utilizando linux, navegando con firefox, buscando con yahoo, mandando correos con gmx o gmail o alojando el blog en wordpress.

Aunque sólo sea por llevar la contraria, ser diferente o, simplemente, sentirme un poco más libre y poder creer que, de la elección de hoy dependerá el resultado del mañana. Be free, my friend.

© oídococina.com

Sugerencia del Chef: La chispa de internet.

Anuncios

8 Comments

  1. Con permiso del chef, me he llevado el primer plato del día a mi casa … Vamos que no tenia ni idea de lo del acrónimo recursivo de Bing y he publicado parte de tu post en mi blog.

    Saludos

    • Monsieur javcasta merçi beaucoup, bon appêtit, à bientôt!

  2. Me encanta tu restaurante, si ustéd lo permite seguiré pasando a degustar sus platos ricos en sabor y bajos en calorías…

    Ah! un detalle dejar comentario en mi blog…
    …nos leemos, au revoir (¿se dirá así?, jopé mi francés es horrible, bueno horrible sería si lo hablara, pero me sacas de ahí y me pierdo, ains! qué poco tiempo libre para todo lo que hay que aprender)

    • Me alegra que todo estuviera a su gusto. S’il vous plait, vuelve cuando quieras. Nos leemos…

      Madame Txispas, merçi beaucoup, à bientôt!

      P.S: Au revoir es correcto pero, personalmente, prefiero un hasta pronto (à bientôt)

  3. Me alegra saber de tu predilección por linux.Ya no me siento tan solo.El acrónimo Bing no es más que una imitación de cuando surgió Gnu (Gnu (is) not unix).
    Be Gnu-Linux my friend.

    • Ahora mismo te escribo desde un notebook que corre con Fedora, no tiene ni una prestación menos que Windows y se inicia en 15 segundos. Lo único que le falta a Linux, en mi opinión, para dejar de ser un exotismo es que surja una cabeza visible que lo abandere y ponga fin al minifundismo actual de distribuciones . ¿Quizás Google?

      Be Gnu-Linux my friend :)

      P.S: Si que es verdad, que en lo del acrónimo no han sido 100% originales. Microsoft siempre fiel a sus orígenes….

      Monsieur jusamawi merçi beaucoup, à bientôt!

  4. El tema de la cantidad de distribuciones diferentes es complejo. Por un lado parece lógico pensar que sólo se conseguirá ganar peso si se reducen y se aúnan esfuerzos.Desde ese punto de vista sólo Google puede hacerlo. Por otro lado, se puede considerar también que el objetivo no es hacer la competencia a los grandes monstruos sino demostrar que se puede trabajar y, ¿por qué no?,vivir de otra manera. Si esto es así, el hecho de que haya muchas distribuciones diferentes no hace más que aumentar la posibilidad de elección y por tanto de libertad.

    Saludos desde ubuntu

    • @jusamawi: Coincido, parcialmente, contigo. La finalidad del software libre no es competir , en un sentido comercial, con el software privado. Eso es innegable pues está en su ADN. Pero puede y deber ser, en mi opinión, una seria alternativa. Y para que así sea visto por la mayoría de los usuarios, creo que es necesario sacrificar variedad. Pues sólo se logrará cuando existan, de forma clara, uno o varios productos finales que den confianza. Y el mejor ejemplo de lo anterior, es el caso de los navegadores. En el que hay una cabeza visible: Firefox, que sin más publicidad que el boca-oreja tiene una cuota del 30%. ¿Hasta dónde podría llegar si tuviera el respaldo de un grande? Supongo que Google se hizo esa pregunta y Chrome fué su respuesta.

      Saludos desde Firefox.

      Monsieur jusamawi merçi beaucoup, à bientôt!


One Trackback/Pingback

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: