Skip navigation

Si hay un objeto llamado ha dejar de ser un mero gagdets para convertirse en un objeto cotidiano, ese es el lector de libros electrónicos.

Y ello, aún a pesar de lo elevado de su precio y lo reducido de sus pantallas. Pues, a medida que incrementen las ventas y disminuirán los costes, tendremos un mejor producto a menor precio. Como ya ocurrió con las cámaras digitales.

Sus promotores, resaltan como mayores virtudes su enorme capacidad de almacenamiento y su pantalla de tinta electrónica que evita los inconvenientes de la lectura en las tradicionales pantallas retroalimentadas.

Resulta paradójico que un objeto vendido como revolucionario, contradiga la actual tendencia hacia el almacenamiento web. Sin embargo, ese no es su principal lastre si no su incapacidad para reproducir la sensación de tener un libro entre las manos, pasar sus páginas, sentir su peso.

El libro electrónico supone un avance en la lectura de documentos de trabajo pero implica un retroceso en la lectura por placer ya que reduce esta experiencia a una actividad estandarizada, automatizada y dominada por el frío sentido de la vista olvidando, el más calido de los sentidos, el tacto.

Y es que, hay sensaciones que aún la tecnología no es capaz de reproducir.

© oídococina.com

Anuncios

4 Comments

  1. ¿Y un libro de hojas de un material parecido al papel y que se comporte como un plasma de un monitor? … mmm… no se si se ha inventado, pero tiempo al tiempo. Cuando lo inventen, entonces me lo compro. :-)

    • Se te han “adelantado” :). Ya hay varios modelos de libro electrónico flexible. Quizás esa sea la forma de hacer olvidar al papel.

      Monsieur javcasta, merçi beaucoup, à bientôt!

  2. Obviamente que no será lo mismo… pero para los que hemos crecido con el libro en papel. Para las futuras generaciones será más fácil. Cuando yo nací no había Internet, hoy te imaginás un niño que crezca sin Internet?

    Un saludo

    • Totalmente deacuerdo, quienes crezcan entre libros electrónicos no tendrán apego al papel. A menos que alguien les muestre las bondades del viejo formato.

      Monsieur Frank Ar, merçi beaucoup, à bientôt!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: