Skip navigation

Category Archives: Uncategorized

Una de las teorías más conocidas de Jakob Nielsen es la regla “90-9-1” Rule for Participation Inequality, según la cual el 90% de los usuarios de internet se limita a consumir el contenido creado por el 1% y difundido por el 9% restante.

Y es que en internet, como en la vida, abundan los espectadores, no sobran interpretes y escasean los compositores. Así que, elige un instrumento y compón tu propia música, si no quieres acabar bailando al son que otros tocan.

© oídococina.com

Sugerencia del chef: La moneda de internet

El recuerdo de los familiares difuntos es una de esas prácticas profundamente arragaidas en el corazón humano, y común a todas las civilizaciones, desde que caminamos erguidos.

A las tradicionales formas de culto, como no podía ser de otra forma, internet suma la suya propia.

Pues, son cada vez más numerosas las webs que ofrecen servicios post morten que permiten publicar la clásica esquela (Necropolis.com), enviar emails a los conocidos avisando del fallecimiento (Post Expression), programar futuros mensajes de felicitación a los seres queridos (The Last Email), almacenar contenido multimedia póstumo (Asset Lock) o crear una página donde los amigos pueden depositar sus condolencias, ver tus fotografías y vídeos o leer tus últimas palabras. (My Last Email).
De todas estas opciones, las dos primeras me parecen prácticas, la penúltima macabra y la última curiosa.
La penúltima me parece macabra porque no acabo de ver la ventaja al hecho de recibir una felicitación de un ser querido fallecido. Quizás sea porque quedé “marcado” por la película “Mi vida sin mí” de Isabel Coixet, en la que la protagonista enferma terminal de cáncer graba un sinfín de mensajes para cada uno de los principales momentos de la vida de su hija. Sinceramente, no se qué es peor si no poder compartir esos momentos o compartirlos “virtualmente”.
La última de las opciones (dedicar una página al recuerdo de un ser querido) me llama particularmente la atención. Porque me recuerda la constumbre de la antigua Roma de consagrar en la vivienda familiar un lugar preeminente dedicado al culto diario y perpetuo de la memoria de los ancestros. A los que se consideraba una suerte de dioses protectores del hogar y la familia.
Y es que las formas cambian pero, y nunca mejor dicho, el espíritu permanece.

Sugerencia del Chef: In memorian

Si a estas alturas no tienes un perfil en Facebook o tuenti, es porque eres un acérrimo defensor de tu vida privada. Y si es así, has elegido la peor forma de hacerlo.

Pues, basta con que uno sólo de tus familiares, amigos o compañeros de trabajo esté inscrito, para que las fotos de tus celebraciones, viajes o comida de empresa, puedan ser vistas y comentadas por cualquiera.

Y es que, paradójicamente, la mejor forma de controlar tú intimidad es abriendo un perfil. Pues, lo quieras o no, ya estás en Facebook y tuenti.
© oídococina.com

Sugerencia del Chef: Los últimos de Facebook.

Hace unos días deambulando por una de las redes sociales de obligada presencia dí, quizás por azar o por destino, con algunas de las fotos de un compañero de facultad fallecido meses atrás.

La sucesión de momentos felices y proyectos truncados, condensados en cientos de fotos y mensajes, sólo se vió interrumpida por las lagrimas que me nublaron la vista…y que dejaron paso a una enorme sonrisa.

Porque allí permanecerían, eternamente detenidos, los mejores momentos de toda una vida.

In memorian de N. y de todos aquellos a los que el cáncer segó sus sueños.

©oídococina.com

Facebook es una enorme wikipedia personal. Pues, cada foto que subimos, comentario que publicamos, grupo al que nos unimos o contacto que agregamos va configurando nuestro perfil económico, cultural, social, político y laboral. Y los directores de RR.HH. cada vez son más conscientes de ello.

De ahí, que en los EEUU el 45% de las empresas incluyan en los procesos de selección de sus candidatos el rastreo de su huella digital.

Pero, qué ocurriría si alguien decidiera dar un paso más. Eso debieron pensar los dos estudiantes del MIT al crear el software del Proyect Gaydar. Que, mediante el análisis de la lista de amigos que un usuario posee en Facebook, determina con cierta precisión si el usuario es homosexual o no. Curiosamente, no es tan eficaz con lesbianas y bisexuales. (?)

Al margen de las cuestiones éticas del uso de ésta o similares aplicaciones, la conclusión es evidente: la inclusión de forma poco selectiva de información personal, por nosotros o por nuestros contactos, puede revelar indirectamente aspectos que, con toda seguridad, preferirías mantener offline.

Así que cuidado: Facebook sabe con quien te acuestas.

© oídococina.com

Sugerencia del Chef: No deje de consultar nuestra variada Carta.


Matrix es una de las pocas películas que han logrado desde su estreno la categoría de obra maestra.

Uno de los momentos más impactantes es cuando Morfeo muestra a Neo los inmensos campos en los que las máquinas cultivan y recolectan a seres humanos que nacen, crecen y mueren conectados a un mundo virtual sin ser conscientes de ello. Y aquí acaba la ficción.

Pues cientos de miles de jóvenes chinos pasan hasta 12 horas frente a los ordenadores a los que están conectados a la versión online del juego World of Warcraft.

Con la única finalidad de acumular oro virtual que las empresas que lo explotan venderán en el mercado negro a jugadores que quieran progresar rápidamente. Esta práctica ilegal mueve mil millones de euros anualmente, segun The Guardian (ver reportaje).

Por eso, sí eres aficionado a este juego y encuentras a uno de estos “chinofarmer”, haz como Morfeo y ofrécele la pastilla

©oídococina.com

Sugerencia del Chef: La moneda de internet.


Del imnumerable malware que amenaza nuestros equipos, siempre me ha llamado la atencion el troyano que permite controlar remotamente la webcam del ordenador infectado.

Porque supone una paso más en la vulneración de la intimidad ajena. Pues su finalidad no es robar datos si no un aspecto de la personalidad, como es la imagen. Y ello, con los más variados propósitos, desde el mero voyagerismo hasta la inconfesable pedofília.

Por eso, no pierdas de vista tu webcam pues nunca se sabe quien puede estar al otro lado.

Para prevenir: Alerta virus del Ministerio de Industria (versión infantil) o pásate a Linux

©oídococina.com

Sugerencia del Chef: La visita del scrapper.


Si algo demostraron los atentados del 11 de septiembre de 2001, de los que hoy a la hora de publicación se cumple el 8º aniversario, es que las grandes guerras entre ejércitos uniformados son cosa del pasado.

A esto hay que sumar, el hecho de que Internet está cambiando nuestras vidas de forma vertiginosa y,

por ello, no puede exstrañar que ese cambio llegue también a la forma de entender la Seguridad Nacional.

Pues, las guerras del futuro se librarán entre batallones de cibermilitares que luchen por infiltrarse en los sistemas informáticos del enemigo para sumirlo en la Edad Media.

China y Rusia son los dos superpotencias que primero vieron el enorme potencial geoestratégico de internet. A este selecto club se une EEUU, como atestigua el hecho de que el Presidente Obama desde su toma de posesión haya tomado importantes medidas en este sentido, siendo 4 las fundamentales:

La creación de un cibercomando encargado de velar por la seguridad informática del Pentágono.

La prohibición de los teléfonos móviles, y de todo dispositivo que permita la comunicación con el exterior, en el Ala Oeste de la Casa Blanca.

La designación de una cabeza visible, denominada ciberzar, para coordinar las medidas de seguridad de los sistemas informáticos de sectores estratégicos como las finanzas o el transporte.

La aprobación de un proyecto de ley, la Cybersecurity Act of 2009, que permitiría a la Casa Blanca desconectar internet en caso de emergencia, con todo lo que ello supondría y las dificultades técnicas que entrañaría.

Y es que, sin duda, la Seguridad Nacional era una de las cosas a las que se refería Obama en su campaña con el famoso eslogan de “CHANGE”.

© oídococina.com

Sugerencia del Chef: Uno de los nuestros.

Reciba el plato del día en su email.

Si hay un sector que ejemplifica a la perfección todo lo que no hay que hacer con los clientes ese es el sector de las Telecomunicaciones. Y si no que se lo pregunten a Ysasmendi.

A los iniciales momentos de encarnizada competencia le ha seguido un período de llamativa homogeneidad de precios mal disimulada con un laberinto de franjas horarias y letra pequeña. Siendo las tarifas aplicadas las más altas de la OCDE, junto con EEUU (ver noticia)

Por lo que el trato brindado por una operadora a sus clientes, ha pasado a un segundo plano. Ya que la única opción posible es elegir uno u otro color corporativo.

Eso explica que las operadoras poco les importe el que tengas línea, desde que se inventó el teléfono; o internet, desde que Larry Page y Sergey Brin estudiaban en Stanford.

Verdad, verdadera. © oídococina.com

Sugerencia del Chef: En internet el orden de los factores altera el producto.

Para ver más platos consulte nuesta Carta.

Decía Gil de Biedma que “de todas las historias de la Historia, sin duda la más triste es la de España, porque termina mal”. Quizás el poema hubiera sido otro si el poeta hubiera vivido el 1 de diciembre de 2001.

Día en el que el Gobierno del Presidente De la Rúa, anunció la confiscación de 45 mill millones de dólares de los ahorristas argentinos.Se había iniciado el “corralito”, último acto de la tragedia iniciada en 1976 con la Dictadura del General Videla, como desgrana María Seoane en su excelente libro “Argentina. El siglo del progreso y la oscuridad (1900-2003)”.

Aquella decisión, sumió en la indigencia a 8 millones de argentinos, acabó con la otrora envidiada clase media argentina y, un país que producía alimentos para sostener a una población 12 veces mayor, vió como los informativos de todo el mundo abrían con las increíbles imágenes de supermercados asaltados de los que salían sus arruinados compatriotas con la carne al hombro. En junio de 2002, la pobreza alcanzaba al 51% de la población.

El pasado 6 de agosto, la Cámara baja argentina aprobó el popularmente conocido como “impuestazo tecnológico”. Y del que sólo estarán exentos los productos fabricados en Isla de Tierra del Fuego, el pretendido polo tecnológico austral ( a lo “Silicon Valley”) o… polo papelero como lo califica la periodista argentina Andrea Catalano.

El nuevo tributo, si el Senado dá luz verde la pŕoxima semana, elevará un 34% el precio final, en un país en el que, segun un estudio de la consultora IFR Monitoring del que se hace eco FayerWayer, comprar elementos tecnológicos resulta un 48% por ciento más caro que en México, un 28% más que en Perú y un 22% más que en Chile.

Dicha medida impositiva es, además, anacrónica e ineficaz. Ya que se dirige a un sector dominado por el “Made in China” y en un mercado globalizado.

Por lo que las viejas recetas proteccionistas sólo lograran trabar el acceso a la tecnología, condenado a millones de argentinos a competir con medios del siglo pasado. En un país que este año afronta vencimientos de deuda por valor de 20 mill de dólares y que ofrece a sus acreedores canje de deudas por bonos pagaderos en 2033.

La historia se repite en versión 2.0, vuelve el corralito, el corralito digital. © oídococina.com

Sugerencia del Chef: Chinafornia.