Salte la navegación

Tag Archives: cloud computing

En la actual era digital, resulta imprescindible para cuantificar el grado de desarrollo de un país incluir el índice de penetración de internet ya que de él, en gran medida, va a depender el desarrollo futuro.

Que el mundo es un lugar poblado por desigualdades, no es nada nuevo e internet, en tanto que alter ego virtual, no podía ser más que un fiel reflejo. Aún siendo consciente de ello, no deja de llamarme la atención la creciente brecha digital entre continentes y países.

En Europa está conectada el 48% de la población, en África el 5,6% y en Asia el 17,4%. Europa representa el 11% de la población mundial, África y Asia el 76%.

En Alemania la conexión a internet llega al 55,2% de la población y en Bulgaria, uno de los últimos países incorporados a la Unión Europea, sólo al 7,4%. La diferencia es de casi 48 puntos mientras que Berlín y Budapest está separadas por tres horas de avión.

Disparidad que se reproduce en el resto de los continentes: Asia, en Corea del Sur el índice es del 76% en Myanmar del 0,1%; África, en Egipto del 10,5% en Ghana del 0,9%; América, en Chile del 50,9% y en Nicaragua del 2,7%; y, Oceanía, en Australia del 80,6% y en la vecina Indonesia (Asia) del 10,5%.

Y es que mientras el primer mundo ya habla de web 2.0, cloud computing o web semántica, dos tercios de la humanidad están aún en fase beta.

©oídococina.com

Datos del resto de países, aquí.

Sugerencia del Chef: El corralito digital

Anuncios

Tod@s, ya seas hombre o mujer, nos dejamos llevar por el tamaño. Pues, ¿quién no ha caído en la espiral de cuanto más “grande”, el disco duro, mejor?.

Y es que, en demasiadas ocasiones y sobre todo cuanto mayor es el desconocimiento, la compra de un nuevo portátil, notebook o pc se convierte en la búsqueda obsesiva del equipo con mayores prestaciones a menor precio. Lo que parece una buena estrategia, obtengo más por menos, puede dar como resultado una mala compra. Porque si el desajuste entre prestaciones y necesidades es tan grande que el equipo quedará obsoleto antes de que podamos amortizarlo, habremos pagado más por menos.

A la velocidad de obsolescencia de los equipos (lo que hoy es lo último, mañana será lo penúltimo y pasado…lo antiguo) hay que unirle otro factor: el cloud computing o computacion en la nube, esto es, la tendencia hacia el almacenamiento web.

¿Si tienes tus videos, música, correos, películas, archivos, fotos o documentos, en youtube, flickr, megaloud, adrive, hotmail, facebook, ares, gmail, tuenti o terragiga, para qué invertir tú dinero en gigas y gigas de disco duro?

El cloud computing cambiará la forma que tenemos de entender lo que es un ordenador, pues pasarán a ser meros terminales de acceso a internet. Y es que el tamaño, ya no importa.

© oídococina.com

A  estas alturas no es ninguna novedad que Bing, la denominación del nuevo buscador de Microsoft, encierra el acrónimo “Bing Is Not Google”.

La verdad es que es díficil imaginar una mejor forma de condensar en cuatro letras toda una declaración de intenciones. Pues con Bing, Microsoft pretende competir con Google en el terreno en el éste parece llamado a ser hegemónico.

A pesar de la mala imagen del gigante de Richmond y de la simpatía que despierta Google, lo cierto es que ambos buscan por vías distintas el mismo objetivo monopolístico.

Microsoft, a través de que todos los programas que usemos desde que encedemos el ordenador hasta que lo apagamos sean suyos. Y Google, mediante la intervención en toda la navegación que hagamos por internet.

Ambas aspiraciones, desde un punto de vista económico, son legítimas porque están en el adn de toda empresa. Sin embargo, desde la óptica del usuario son nefastas porque, en última instancia, nos privará de la facultad de decisión que quedará reducida a un par de opciones. Y, en la dualidad no cabe la diversidad.

Personalmente, seguiré utilizando linux, navegando con firefox, buscando con yahoo, mandando correos con gmx o gmail o alojando el blog en wordpress.

Aunque sólo sea por llevar la contraria, ser diferente o, simplemente, sentirme un poco más libre y poder creer que, de la elección de hoy dependerá el resultado del mañana. Be free, my friend.

© oídococina.com

Sugerencia del Chef: La chispa de internet.