Salte la navegación

Tag Archives: curiosidad

En la actual era digital, resulta imprescindible para cuantificar el grado de desarrollo de un país incluir el índice de penetración de internet ya que de él, en gran medida, va a depender el desarrollo futuro.

Que el mundo es un lugar poblado por desigualdades, no es nada nuevo e internet, en tanto que alter ego virtual, no podía ser más que un fiel reflejo. Aún siendo consciente de ello, no deja de llamarme la atención la creciente brecha digital entre continentes y países.

En Europa está conectada el 48% de la población, en África el 5,6% y en Asia el 17,4%. Europa representa el 11% de la población mundial, África y Asia el 76%.

En Alemania la conexión a internet llega al 55,2% de la población y en Bulgaria, uno de los últimos países incorporados a la Unión Europea, sólo al 7,4%. La diferencia es de casi 48 puntos mientras que Berlín y Budapest está separadas por tres horas de avión.

Disparidad que se reproduce en el resto de los continentes: Asia, en Corea del Sur el índice es del 76% en Myanmar del 0,1%; África, en Egipto del 10,5% en Ghana del 0,9%; América, en Chile del 50,9% y en Nicaragua del 2,7%; y, Oceanía, en Australia del 80,6% y en la vecina Indonesia (Asia) del 10,5%.

Y es que mientras el primer mundo ya habla de web 2.0, cloud computing o web semántica, dos tercios de la humanidad están aún en fase beta.

©oídococina.com

Datos del resto de países, aquí.

Sugerencia del Chef: El corralito digital

Anuncios

Ninguna película ha tratado la cuestión de la inteligencia artificial con la maestría de Blade Runner. La película describe un futuro en el que unos androides (replicantes), empleados en los trabajos más penosos e idénticos físicamente a los humanos, fueron declarados ilegales tras un sangriento motín. Un cuerpo especial de la policía, los blade runners, se encarga de descubrir y eliminar a los últimos, diferenciándolos de los humanos mediante una prueba denominada voight-kampff.

Y aquí acaba la ficción.

Dicha prueba está inspirada en el test de Turing. Test al que tú y yo nos sometemos, frecuentemente, a través de su variante más conocida, la prueba captcha o prueba de turing inversa. Consistente en que el usuario introduzca un conjunto de caracteres que se muestran en una imagen distorsionada. Ya que, teóricamente, una máquina no es capaz de comprender e introducir la secuencia de forma correcta por lo que solamente el humano podría hacerlo.

Asi que, la próxima vez que te sometas a ella presta atención, no vayas a ser confundido con uno de los nuestros.

© oídococina.com