Salte la navegación

Tag Archives: gonzalez-sinde

Una de esas verdades inmutables de la red es que el valor de los contenidos tiende a cero. O lo que es lo mismo, si usted es músico, cantante, compositor, cámara, actor, guionista o escritor, su trabajo no vale nada.

Pues, paradójicamente, fruto del mismo surgue un bien, el cultural, de una importancia tal para la sociedad actual que su acceso no puede ser trabado por un vulgar precio.

Sin embargo, los alimentos, el vestido, la luz, el agua o el transporte, son igual e incluso más indispensables y nadie aboga por su gratuidad. Ya que todos entendemos que no surguen por generación espontánea.

Que el tradicional modelo de negocio, está obsoleto y sólo favorece al las distribuidores, está fuera de toda discusión, Que el canón digital genera más problemas que soluciones, también.

Pero entre ésto y el gratis total ha de existir un punto medio que aune el acceso universal a la cultura con la percepción por los creadores de una justa retribución por algo que, en palabras del gran jurista Peña Bernaldo de Quirós, no sólo es fruto de su trabajo si no emanación de su persona: su obra.

Lo siento tengo que dejarle, empieza mi serie favoritaMaking friends”.

© oídococina.com

Sugerencia del Chef: El show del hoax.

Anuncios

Por la razón que apunté en un plato anterior, el libro electrónico supone un avance en la lectura por obligación pero no en la lectura por devoción.

Aún así, previsiblemente acabará por imponerse entre las futuras generaciones, relegando al libro de papel a la categoría de objeto de culto cual vinilo de celulosa.

Sea como fuere, traerá nuevos hábitos de lectura que requerirán una nueva forma de entender el mercado editorial. Por ello y teniendo el precedente de la industria audiovisual resulta sorprendente, la lentitud e indefinición con la que están actuando las editoriales y distribuidoras.

Que, al igual que las discográficas en su día, parecen más preocupadas en perpetuar un modelo de negocio obsoleto que en explotar las múltiples posibilidades que toda nueva tecnología brinda.

Mientras, en el “nuevo mercado editorial” se suceden las novedades y, mes a mes, son más los lectores de libros electrónicos vendidos y los ebooks disponibles para su descarga legal e “ilegalmente”.

Cuando se desplomen las ventas del libro analógico y se cierren librerías, vendrán las lamentaciones y la búsqueda de la culpabilidad ajena. Al tiempo.

© oídococina.com

Sugerencia del chef: Mensaje en una botella

El pasado 29 de julio, Manu Chao anunció que dejará que el público pague lo que desee o incluso que descargue de forma gratuita su nuevo trabajo discográfico dedicado a la Colifata que popularizó Aquarius en su inolvidable anuncio.

En mi opinión, la autofijación del precio podría ser rentable pues permite obtener la cantidad máxima que cada fan está dispuesto a pagar, lo que sería imposible con un precio fijo de, por ejemplo, 5€.

Y ello porque:

1º Logra que aquellos para los cuales el precio del disco es 0€ y que, por tanto, van a recurrir a redes P2P, lo descarguen desde su web y, al menos, aporten tráfico.

2º Capta a aquellos para los que el valor del disco está comprendido entre 1 y 4€, que de no tener otra opción también recurrirían a las redes P2P.

3º Retiene a aquellos para los que el valor del disco es 5€

4º Obtiene el sobreprecio que estan dispuestos a pagar aquellos para los que el valor del disco es superior a 5€, lo que sería imposible con un precio universal.

Y además, evita intermediarios al vender el disco directamente en su web. Todo ello unido a los beneficios por conciertos, posiblemente, rentabilizaría el disco. Así que, si te gusta Manu Chao, no olvides que el precio lo pones tú.

© oídococina.com