Salte la navegación

Tag Archives: nuevas tecnologias

Si algo demostraron los atentados del 11 de septiembre de 2001, de los que hoy a la hora de publicación se cumple el 8º aniversario, es que las grandes guerras entre ejércitos uniformados son cosa del pasado.

A esto hay que sumar, el hecho de que Internet está cambiando nuestras vidas de forma vertiginosa y,

por ello, no puede exstrañar que ese cambio llegue también a la forma de entender la Seguridad Nacional.

Pues, las guerras del futuro se librarán entre batallones de cibermilitares que luchen por infiltrarse en los sistemas informáticos del enemigo para sumirlo en la Edad Media.

China y Rusia son los dos superpotencias que primero vieron el enorme potencial geoestratégico de internet. A este selecto club se une EEUU, como atestigua el hecho de que el Presidente Obama desde su toma de posesión haya tomado importantes medidas en este sentido, siendo 4 las fundamentales:

La creación de un cibercomando encargado de velar por la seguridad informática del Pentágono.

La prohibición de los teléfonos móviles, y de todo dispositivo que permita la comunicación con el exterior, en el Ala Oeste de la Casa Blanca.

La designación de una cabeza visible, denominada ciberzar, para coordinar las medidas de seguridad de los sistemas informáticos de sectores estratégicos como las finanzas o el transporte.

La aprobación de un proyecto de ley, la Cybersecurity Act of 2009, que permitiría a la Casa Blanca desconectar internet en caso de emergencia, con todo lo que ello supondría y las dificultades técnicas que entrañaría.

Y es que, sin duda, la Seguridad Nacional era una de las cosas a las que se refería Obama en su campaña con el famoso eslogan de “CHANGE”.

© oídococina.com

Sugerencia del Chef: Uno de los nuestros.

Reciba el plato del día en su email.

Anuncios

Decía Gil de Biedma que “de todas las historias de la Historia, sin duda la más triste es la de España, porque termina mal”. Quizás el poema hubiera sido otro si el poeta hubiera vivido el 1 de diciembre de 2001.

Día en el que el Gobierno del Presidente De la Rúa, anunció la confiscación de 45 mill millones de dólares de los ahorristas argentinos.Se había iniciado el “corralito”, último acto de la tragedia iniciada en 1976 con la Dictadura del General Videla, como desgrana María Seoane en su excelente libro “Argentina. El siglo del progreso y la oscuridad (1900-2003)”.

Aquella decisión, sumió en la indigencia a 8 millones de argentinos, acabó con la otrora envidiada clase media argentina y, un país que producía alimentos para sostener a una población 12 veces mayor, vió como los informativos de todo el mundo abrían con las increíbles imágenes de supermercados asaltados de los que salían sus arruinados compatriotas con la carne al hombro. En junio de 2002, la pobreza alcanzaba al 51% de la población.

El pasado 6 de agosto, la Cámara baja argentina aprobó el popularmente conocido como “impuestazo tecnológico”. Y del que sólo estarán exentos los productos fabricados en Isla de Tierra del Fuego, el pretendido polo tecnológico austral ( a lo “Silicon Valley”) o… polo papelero como lo califica la periodista argentina Andrea Catalano.

El nuevo tributo, si el Senado dá luz verde la pŕoxima semana, elevará un 34% el precio final, en un país en el que, segun un estudio de la consultora IFR Monitoring del que se hace eco FayerWayer, comprar elementos tecnológicos resulta un 48% por ciento más caro que en México, un 28% más que en Perú y un 22% más que en Chile.

Dicha medida impositiva es, además, anacrónica e ineficaz. Ya que se dirige a un sector dominado por el “Made in China” y en un mercado globalizado.

Por lo que las viejas recetas proteccionistas sólo lograran trabar el acceso a la tecnología, condenado a millones de argentinos a competir con medios del siglo pasado. En un país que este año afronta vencimientos de deuda por valor de 20 mill de dólares y que ofrece a sus acreedores canje de deudas por bonos pagaderos en 2033.

La historia se repite en versión 2.0, vuelve el corralito, el corralito digital. © oídococina.com

Sugerencia del Chef: Chinafornia.

Con toda seguridad en más de una ocasión te habrás sentado frente a tu ordenador para realizar una pequeña consulta y cuando has terminado has descubierto, asombrado, que lo que creístes minutos se han convertido en horas.

Tranquilo ni eres el único ni eres el responsable. Nos pasa a todos y, según los estudios realizados, el culpable es la dopamina.

Pues las actividades intelectuales, como la búsqueda de información en internet, es considerada por nuestro cerebro como una actividad beneficiosa y, por ello, nos premia con la placentera dopamina que inhibe el sentido del tiempo.

El problema surgue cuando empezamos a caer en reiteradas búsquedas insustanciales. Ya que esto, en opinión de los psicólogos, puede ser indiciario de la existencia de un desequilibrio que puede degenerar en una adicción.

Lo siento debo abandonarte, tengo que seguir buscando. © oídococina.com

Sugerencia del Chef: No se pierda nuestra Carta.

Fuente estudios: Artículo de Slate Magazine citado en un post de Enrique Dans.