Salte la navegación

Tag Archives: reflexión

En la actual era digital, resulta imprescindible para cuantificar el grado de desarrollo de un país incluir el índice de penetración de internet ya que de él, en gran medida, va a depender el desarrollo futuro.

Que el mundo es un lugar poblado por desigualdades, no es nada nuevo e internet, en tanto que alter ego virtual, no podía ser más que un fiel reflejo. Aún siendo consciente de ello, no deja de llamarme la atención la creciente brecha digital entre continentes y países.

En Europa está conectada el 48% de la población, en África el 5,6% y en Asia el 17,4%. Europa representa el 11% de la población mundial, África y Asia el 76%.

En Alemania la conexión a internet llega al 55,2% de la población y en Bulgaria, uno de los últimos países incorporados a la Unión Europea, sólo al 7,4%. La diferencia es de casi 48 puntos mientras que Berlín y Budapest está separadas por tres horas de avión.

Disparidad que se reproduce en el resto de los continentes: Asia, en Corea del Sur el índice es del 76% en Myanmar del 0,1%; África, en Egipto del 10,5% en Ghana del 0,9%; América, en Chile del 50,9% y en Nicaragua del 2,7%; y, Oceanía, en Australia del 80,6% y en la vecina Indonesia (Asia) del 10,5%.

Y es que mientras el primer mundo ya habla de web 2.0, cloud computing o web semántica, dos tercios de la humanidad están aún en fase beta.

©oídococina.com

Datos del resto de países, aquí.

Sugerencia del Chef: El corralito digital

Anuncios

Si hay un sector que ejemplifica a la perfección todo lo que no hay que hacer con los clientes ese es el sector de las Telecomunicaciones. Y si no que se lo pregunten a Ysasmendi.

A los iniciales momentos de encarnizada competencia le ha seguido un período de llamativa homogeneidad de precios mal disimulada con un laberinto de franjas horarias y letra pequeña. Siendo las tarifas aplicadas las más altas de la OCDE, junto con EEUU (ver noticia)

Por lo que el trato brindado por una operadora a sus clientes, ha pasado a un segundo plano. Ya que la única opción posible es elegir uno u otro color corporativo.

Eso explica que las operadoras poco les importe el que tengas línea, desde que se inventó el teléfono; o internet, desde que Larry Page y Sergey Brin estudiaban en Stanford.

Verdad, verdadera. © oídococina.com

Sugerencia del Chef: En internet el orden de los factores altera el producto.

Para ver más platos consulte nuesta Carta.

Silicon Valley ha visto nacer y crecer a los más granado de la industria mundial de las TIC. Nombres como Apple, Google, eBay, HP, Paypal o Xisco están unidos al valle californiano en el que las ideas geniales parecen crecer por castigo.

Muchos han sido los países que han tratado de emular el modelo americano, entre ellos España con el proyecto Malaga Valley e-27.

Uno de los primeros intentos fué iniciado en 1988, cuando los fundadores de Google, Larry Page y Sergey Brin, tenían 15 años. Es el parque tecnológico de Zhongguancun (Pekin) auspiciado por el Gobierno de China, y cuyas cifras no dejan lugar a dudas de que es el más serio rival de Silicon Valley.

Pues, abarca una superficie de 420 km cuadrados, alberga casi 20.000 empresas de base tecnológica y 350 instituciones de de I+D, facturó en 2008 105.000 millones de euros, crece al 30% anual, emplea a 1 millón de trabajadores altamente cualificados y, en 2012 supondrá el 25% de la PIB chino.

Quizás, para entonces ya hablemos de Chinafornia. © oídococina.com

Sugerencia del Chef: El corralito digital y Seguir buscando.

Si hay un objeto llamado ha dejar de ser un mero gagdets para convertirse en un objeto cotidiano, ese es el lector de libros electrónicos.

Y ello, aún a pesar de lo elevado de su precio y lo reducido de sus pantallas. Pues, a medida que incrementen las ventas y disminuirán los costes, tendremos un mejor producto a menor precio. Como ya ocurrió con las cámaras digitales.

Sus promotores, resaltan como mayores virtudes su enorme capacidad de almacenamiento y su pantalla de tinta electrónica que evita los inconvenientes de la lectura en las tradicionales pantallas retroalimentadas.

Resulta paradójico que un objeto vendido como revolucionario, contradiga la actual tendencia hacia el almacenamiento web. Sin embargo, ese no es su principal lastre si no su incapacidad para reproducir la sensación de tener un libro entre las manos, pasar sus páginas, sentir su peso.

El libro electrónico supone un avance en la lectura de documentos de trabajo pero implica un retroceso en la lectura por placer ya que reduce esta experiencia a una actividad estandarizada, automatizada y dominada por el frío sentido de la vista olvidando, el más calido de los sentidos, el tacto.

Y es que, hay sensaciones que aún la tecnología no es capaz de reproducir.

© oídococina.com

Resulta sorprendente, que hace unos días el sistema de mensajería instantánea por antonomasia, nessenger, cumpliera diez años. Y no menos sorprendente es que el correo electrónico cumpla el próximo año treinta y nueve.

El padre del correo electrónico es el Premio Princípe de Asturias 2009 de Investigación Científica y Técnica, Raymond Samuel Tomlinson. Este ingeniero norteamericano, del Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT), desarrolló la primera aplicación que permitió enviar mensajes entre ordenadores. Eligió el símbolo de la arroba porque no estaba presente en ninguna palabra, ya que su finalidad es separar el nombre del usuario del servidor de correo.

El correo electrónico ha supuesto, con su universalización, todo un cambio en los hábitos de comunicación. Relegando a las ingratas labores comerciales y de facturación el otrora romántico correo tradicional que incluso alcanzó rango de género literario.

No obstante, en honor a la verdad, todo no eran virtudes pues éste nunca destacó por su celeridad ni permitía tener constancia de la correcta recepción de la misiva más que con la respuesta.

Y si no que se lo pregunten a la española Carmen Ruiz Pérez y a, su amor británico de juventud, Steve Smith, felizmente casados 16 años después de haberse visto por última vez, gracias a la reaparición de una carta de amor que había estado perdida durante más de diez años detrás de una chimenea.

Cinematográfica historia de imposible reproducción en un tiempo dominado por el aséptico, tienes un email.

Para ir a la noticia pulsar aquí y para ver una historia de amor sólo posible en nuestros tiempos, aquí.

© oídococina.com

Sugerencia del Chef: Mensaje en una botella.