Salte la navegación

Tag Archives: tecnología

Decía Gil de Biedma que “de todas las historias de la Historia, sin duda la más triste es la de España, porque termina mal”. Quizás el poema hubiera sido otro si el poeta hubiera vivido el 1 de diciembre de 2001.

Día en el que el Gobierno del Presidente De la Rúa, anunció la confiscación de 45 mill millones de dólares de los ahorristas argentinos.Se había iniciado el “corralito”, último acto de la tragedia iniciada en 1976 con la Dictadura del General Videla, como desgrana María Seoane en su excelente libro “Argentina. El siglo del progreso y la oscuridad (1900-2003)”.

Aquella decisión, sumió en la indigencia a 8 millones de argentinos, acabó con la otrora envidiada clase media argentina y, un país que producía alimentos para sostener a una población 12 veces mayor, vió como los informativos de todo el mundo abrían con las increíbles imágenes de supermercados asaltados de los que salían sus arruinados compatriotas con la carne al hombro. En junio de 2002, la pobreza alcanzaba al 51% de la población.

El pasado 6 de agosto, la Cámara baja argentina aprobó el popularmente conocido como “impuestazo tecnológico”. Y del que sólo estarán exentos los productos fabricados en Isla de Tierra del Fuego, el pretendido polo tecnológico austral ( a lo “Silicon Valley”) o… polo papelero como lo califica la periodista argentina Andrea Catalano.

El nuevo tributo, si el Senado dá luz verde la pŕoxima semana, elevará un 34% el precio final, en un país en el que, segun un estudio de la consultora IFR Monitoring del que se hace eco FayerWayer, comprar elementos tecnológicos resulta un 48% por ciento más caro que en México, un 28% más que en Perú y un 22% más que en Chile.

Dicha medida impositiva es, además, anacrónica e ineficaz. Ya que se dirige a un sector dominado por el “Made in China” y en un mercado globalizado.

Por lo que las viejas recetas proteccionistas sólo lograran trabar el acceso a la tecnología, condenado a millones de argentinos a competir con medios del siglo pasado. En un país que este año afronta vencimientos de deuda por valor de 20 mill de dólares y que ofrece a sus acreedores canje de deudas por bonos pagaderos en 2033.

La historia se repite en versión 2.0, vuelve el corralito, el corralito digital. © oídococina.com

Sugerencia del Chef: Chinafornia.

Tod@s, ya seas hombre o mujer, nos dejamos llevar por el tamaño. Pues, ¿quién no ha caído en la espiral de cuanto más “grande”, el disco duro, mejor?.

Y es que, en demasiadas ocasiones y sobre todo cuanto mayor es el desconocimiento, la compra de un nuevo portátil, notebook o pc se convierte en la búsqueda obsesiva del equipo con mayores prestaciones a menor precio. Lo que parece una buena estrategia, obtengo más por menos, puede dar como resultado una mala compra. Porque si el desajuste entre prestaciones y necesidades es tan grande que el equipo quedará obsoleto antes de que podamos amortizarlo, habremos pagado más por menos.

A la velocidad de obsolescencia de los equipos (lo que hoy es lo último, mañana será lo penúltimo y pasado…lo antiguo) hay que unirle otro factor: el cloud computing o computacion en la nube, esto es, la tendencia hacia el almacenamiento web.

¿Si tienes tus videos, música, correos, películas, archivos, fotos o documentos, en youtube, flickr, megaloud, adrive, hotmail, facebook, ares, gmail, tuenti o terragiga, para qué invertir tú dinero en gigas y gigas de disco duro?

El cloud computing cambiará la forma que tenemos de entender lo que es un ordenador, pues pasarán a ser meros terminales de acceso a internet. Y es que el tamaño, ya no importa.

© oídococina.com

Minority Report será recordada por las escenas en las que se muestra la forma en la que podría llegar a tener la interfaz de una ordenador en el futuro, imágenes holográficas proyectadas en el aire y manipuladas con las manos. En la película la acción se situa en el año 2054, pero no será necesario esperar tanto para empezar a ver una nueva forma de entender la interacción persona-máquina.

Actualmente, el iPhone ha convertido la pantalla táctil en un estándar seguido por todo nuevo modelo que se precie, incluso en las gamas medias de marcas como Nokia o Samsung. Y, en el verano de 2010 será una realidad comercial el proyecto natal de Microsoft para su Xbox 360, que está llamado a revolucionar el mundo de los videojuegos. Mientras que, en 2019, esto es lo que, según Microsoft, nos espera.

]

Quien lo iba a decir cuando el 24 de enero de 1984, antes de la última parte de la Superbowl, se emitió un extraño spot de estética orwelliana anunciando el primer ordenador personal dirigido a un público masivo, el Macintosh.

En el anuncio, dirigido por Ridley Scott, el Macintosh se erige como el vencedor frente al “Gran hermano” (encarnado por la otrora todopoderosa IBM,) al dar el control de sus datos a los usuarios.

Había nacido la informática personal.

© oídococina.com

Platos relacionados:

Edito: Otro ejemplo de por qué Minority Report será recordada, en este post de Enrique Dans.

Como decía en un plato anterior ,en mi opinión, el secreto de Apple radica en la creación de un producto aspiracional lo que explica que sea tan deseada. No obstante, ello no sería posible sin 3 factores más:

1º ESPECIALIZACIÓN: Apple reduce su gama a 3 productos. Todo el mundo conoce el iPod, el iPhone y el iMac, pero ¿cuántos recuerdan los modelos estrella de Sony o Nokia?.

2º FIDELIZACIÓN. Todo, hasta el embalaje, está diseñado para que la “experiencia Apple” cree “adicción”, para que el usuario pase a ser un fan, el sueño de toda compañia.

3º PERSONALIDAD. Los productos Apple irradian tanta personalidad como su creador Steve Jobs. A nadie le importa quién preside Nokia o Sony pero todo lo que rodea al fundador de Apple levanta expectación o temor. En enero, los rumores sobre sus problemas de salud hundieron un 7% la cotización de la compañia. No existe otra empresa, de estas dimensiones, con tal dependencia de una sola persona.

Y es que ÉL es el verdadero secreto de Apple, porque ÉL es Apple, ÉL es el iGod.

© oídococina.com

Quienes eligieron este plato, continuaron con:

Como nos recuerda EmuleNews en un reciente post, una de las leyes más conocidas de la informática es la Ley de Moore, según la cúal cada 18 meses se duplica el número de transistores de un circuíto integrado.

El propio Moore señaló en 2007 que su ley dejaría de cumplirse en 10 ó 15 años, pero también dijo que una nueva tecnología sustituiría a la actual. Como el transistor sustituyó a la válvula termoiónica y la nanotecnología hará olvidar al transistor.

Por ello, si hay una palabra que debería estar carente de significado para todo científico, esa palabra es imposible. Pues, los grandes avances siempre vinieron de la mano de aquellos que no se limitarón a lo posible.

Leonardo da Vinci soño con máquinas que tardarían cuatro siglos en abandonar el papel.

Lo imposible, es un juicio hipotético anclado en las coordenadas espacio-tiempo (aquí y ahora) en las que se emite. Lo que era imposible en el siglo XV es posible en el XXI.

Y es que, no hay más límites que los que nos queramos poner pues “impossible is nothing”.

© oídococina.com

Sugerencia del Chef: La moneda de internet

Resulta sorprendente, que hace unos días el sistema de mensajería instantánea por antonomasia, nessenger, cumpliera diez años. Y no menos sorprendente es que el correo electrónico cumpla el próximo año treinta y nueve.

El padre del correo electrónico es el Premio Princípe de Asturias 2009 de Investigación Científica y Técnica, Raymond Samuel Tomlinson. Este ingeniero norteamericano, del Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT), desarrolló la primera aplicación que permitió enviar mensajes entre ordenadores. Eligió el símbolo de la arroba porque no estaba presente en ninguna palabra, ya que su finalidad es separar el nombre del usuario del servidor de correo.

El correo electrónico ha supuesto, con su universalización, todo un cambio en los hábitos de comunicación. Relegando a las ingratas labores comerciales y de facturación el otrora romántico correo tradicional que incluso alcanzó rango de género literario.

No obstante, en honor a la verdad, todo no eran virtudes pues éste nunca destacó por su celeridad ni permitía tener constancia de la correcta recepción de la misiva más que con la respuesta.

Y si no que se lo pregunten a la española Carmen Ruiz Pérez y a, su amor británico de juventud, Steve Smith, felizmente casados 16 años después de haberse visto por última vez, gracias a la reaparición de una carta de amor que había estado perdida durante más de diez años detrás de una chimenea.

Cinematográfica historia de imposible reproducción en un tiempo dominado por el aséptico, tienes un email.

Para ir a la noticia pulsar aquí y para ver una historia de amor sólo posible en nuestros tiempos, aquí.

© oídococina.com

Sugerencia del Chef: Mensaje en una botella.

Hoy Apple ha comunicado sus resultados del tercer trimeste fiscal y, una vez más, ha superado las previsiones de Wall Street.

Lo que no deja de sorprender en la actual recesión económica mundial y en un sector tan sensible a ella como la electrónica de consumo.

Los números de Apple son la envidia de sus competidores: 2,6 millones de iMac; 10,2 millones de iPod; 5,2 millones de iPhone; y, 8 millones de canciones vendidas en iTunes Store. Y lo que es más importante, porque está al alcancen de muy pocos y con ello sueñan todas las empresas, Apple no tien consumidores tiene fans.

Pero, ¿qué tienen los productos de Apple que no tengan los de sus competidores? Salta a la vista que su diseño es sumamente atrayante, pero ¿es eso suficiente?, ¿acaso no es igual de atractivo el diseño de Nokia o Sony? Entonces, dónde está el “secreto”.

Quizás, la clave esté en que la estrategia de marketing seguida por Apple es diferente a la de sus competidores. Apple ha apostado decididamente por la creación de un producto aspiracional. esto es, un producto que sólo unos pocos pueden permitirse.

De ahí, que el día que tod@s tecleemos desde un Mac, escuchemos música en un iPod o llamemos desde un iPhone, Apple será una más.

© oídococina.com

Quienes elegieron este “plato”, continuaron con este otro: