Salte la navegación

Tag Archives: web 2.0

Mesdames et Messieurs hoy les presento una nueva aplicación web que es lo más revolucionario, en el ámbito educativo, desde la invención del lápiz.

Quién, a lo largo de su trayectoria académica, no ha decorado los más variopintos objetos (bolígrafós bic, reglas, calculadoras, diccionarios, paquetes de tabaco, faldas, palpas de las manos, botes de tipex, estuches, paquetes de klenex o gomas milán) con palabras claves, fórmulas matemáticas, declinaciones de latín, false friends, verbos irregulares, elementos químicos, reglas sintácticas o fechas históricas.

Pues bien, todo eso vá a pasar a la historia pues ya no será necesario si se generaliza la medida tomada por el Ministerio de Educación danés. El cual vá a permitir que todos los alumnos puedan acceder a internet en los exámenes. Pero, evidentemente, sólo podrán buscar información pero no mandar ningún mensaje a terceros. Las autoridades académicas confían en la integridad de los alumnos o en el temor a la sanción de expulsión en caso de ser sorprendidos “con las manos en el messenger”. (fuente noticia)

¿Sería ésto viable en nuestros respectivos y latinos países? Quizás, a los más optimistas, ésto les acabe de convencer de que Spain is different v.2.0 (La razón aquí)

© oídococina.com

Sugerencia del Chef: El tamaño ya no importa.

Anuncios

En la actual era digital, resulta imprescindible para cuantificar el grado de desarrollo de un país incluir el índice de penetración de internet ya que de él, en gran medida, va a depender el desarrollo futuro.

Que el mundo es un lugar poblado por desigualdades, no es nada nuevo e internet, en tanto que alter ego virtual, no podía ser más que un fiel reflejo. Aún siendo consciente de ello, no deja de llamarme la atención la creciente brecha digital entre continentes y países.

En Europa está conectada el 48% de la población, en África el 5,6% y en Asia el 17,4%. Europa representa el 11% de la población mundial, África y Asia el 76%.

En Alemania la conexión a internet llega al 55,2% de la población y en Bulgaria, uno de los últimos países incorporados a la Unión Europea, sólo al 7,4%. La diferencia es de casi 48 puntos mientras que Berlín y Budapest está separadas por tres horas de avión.

Disparidad que se reproduce en el resto de los continentes: Asia, en Corea del Sur el índice es del 76% en Myanmar del 0,1%; África, en Egipto del 10,5% en Ghana del 0,9%; América, en Chile del 50,9% y en Nicaragua del 2,7%; y, Oceanía, en Australia del 80,6% y en la vecina Indonesia (Asia) del 10,5%.

Y es que mientras el primer mundo ya habla de web 2.0, cloud computing o web semántica, dos tercios de la humanidad están aún en fase beta.

©oídococina.com

Datos del resto de países, aquí.

Sugerencia del Chef: El corralito digital

A  estas alturas no es ninguna novedad que Bing, la denominación del nuevo buscador de Microsoft, encierra el acrónimo “Bing Is Not Google”.

La verdad es que es díficil imaginar una mejor forma de condensar en cuatro letras toda una declaración de intenciones. Pues con Bing, Microsoft pretende competir con Google en el terreno en el éste parece llamado a ser hegemónico.

A pesar de la mala imagen del gigante de Richmond y de la simpatía que despierta Google, lo cierto es que ambos buscan por vías distintas el mismo objetivo monopolístico.

Microsoft, a través de que todos los programas que usemos desde que encedemos el ordenador hasta que lo apagamos sean suyos. Y Google, mediante la intervención en toda la navegación que hagamos por internet.

Ambas aspiraciones, desde un punto de vista económico, son legítimas porque están en el adn de toda empresa. Sin embargo, desde la óptica del usuario son nefastas porque, en última instancia, nos privará de la facultad de decisión que quedará reducida a un par de opciones. Y, en la dualidad no cabe la diversidad.

Personalmente, seguiré utilizando linux, navegando con firefox, buscando con yahoo, mandando correos con gmx o gmail o alojando el blog en wordpress.

Aunque sólo sea por llevar la contraria, ser diferente o, simplemente, sentirme un poco más libre y poder creer que, de la elección de hoy dependerá el resultado del mañana. Be free, my friend.

© oídococina.com

Sugerencia del Chef: La chispa de internet.