Skip navigation

Tag Archives: japon

Todos hemos crecido con el relato del escritor escocés James Matthew Barrie, inmortalizado por el lápiz de Wall Disney, Peter Pan. La actual versión del inolvidable niño que no quería crecer, son los Hikikomori.

Estos jóvenes japoneses, en su mayoría varones de clase media-alta y cuyo números alcanza los 3 millones, llegado el momento de iniciar su vida adulta se sienten incapacitados para lograr el exigente ideal de “éxito” nipón.

Y su reacción es refugiarse en su cuarto, en el que permanecen conectados vía internet a su particular mundo habitado por personajes de videojuegos y heroínas manga.

La mayoría lo supera a los pocos meses, una minoría tarda años y sólo unos pocos verán con sus propios ojos su ansiado Nunca Jamás, al tiempo que sus padres descubren aterrorizados que su hijo se ha suicidado.

©oídococina.com

Sugerencia del Chef: El show del Hoax



Anuncios

xxxchurch.com es la web de una asociación cristiana norteamericana cuya imposible misión es erradicar la pornografía de la red y su lema es “Hay algo mejor que la pornografía, y su nombre es Jesús”

Para ello, sus miembros acuden regularmente a exhibiciones y convenciones de la industria del ramo en donde obsequian a los presentes con Biblias y pegatinas con la leyenda de “Jesus Loves Porn Stars”

Pero sin duda, la campaña que obtuvo una mayor difusión fué la protagonizada por un extraño mostruo que perseguia a un lindo gatito, bajo un eslogan que rezaba “Every time you masturbate…God kills a kitten”

A la vista de la posición que ocupa la pornografía entre las preferencias de millones de internautas, resulta evidente que la iniciativa no logró su propósito.

No obstante, el extraño mostruo que la protagonizaba (que era y es la mascota de uno de los canales de la televisión pública japonesa) no pasó desapercibido y, rápidamente, se convirtió en el centro de miles de fotomontajes. La viralidad de la red hizo el resto.

Así que ya sabe, la próxima vez que se tope con él no está ante un simple muñeco de peluche si no ante uno de los iconos pop de internet: Domu-kun.

©oídococina.com

Sugerencia del Chef: El show del hoax.



En la actual era digital, resulta imprescindible para cuantificar el grado de desarrollo de un país incluir el índice de penetración de internet ya que de él, en gran medida, va a depender el desarrollo futuro.

Que el mundo es un lugar poblado por desigualdades, no es nada nuevo e internet, en tanto que alter ego virtual, no podía ser más que un fiel reflejo. Aún siendo consciente de ello, no deja de llamarme la atención la creciente brecha digital entre continentes y países.

En Europa está conectada el 48% de la población, en África el 5,6% y en Asia el 17,4%. Europa representa el 11% de la población mundial, África y Asia el 76%.

En Alemania la conexión a internet llega al 55,2% de la población y en Bulgaria, uno de los últimos países incorporados a la Unión Europea, sólo al 7,4%. La diferencia es de casi 48 puntos mientras que Berlín y Budapest está separadas por tres horas de avión.

Disparidad que se reproduce en el resto de los continentes: Asia, en Corea del Sur el índice es del 76% en Myanmar del 0,1%; África, en Egipto del 10,5% en Ghana del 0,9%; América, en Chile del 50,9% y en Nicaragua del 2,7%; y, Oceanía, en Australia del 80,6% y en la vecina Indonesia (Asia) del 10,5%.

Y es que mientras el primer mundo ya habla de web 2.0, cloud computing o web semántica, dos tercios de la humanidad están aún en fase beta.

©oídococina.com

Datos del resto de países, aquí.

Sugerencia del Chef: El corralito digital

Japón suele ser una fuente inagotable de noticias insólitas, al menos a ojos occidentales, que gracias a internet no pasan desapercibidas. Una de esas fué la noticia publicada por El País, (que conocí por el blog de javcasta) según la cual la crisis económica había mandado al paro a un legión de robots. Bueno, a todos no. Porque en Canon Electronics gracias a las “revolucionarios” técnicas de trabajo ideadas por Hisashi Sakamaki, su presidente, no hacen falta.
En Canon se trabaja de pie porque “aumenta la productividad, mejora las relaciones entre los empleados y acorta las reuniones”, según el Sr. Sakamaki y su peculiar concepción del coaching y de la gestión de RR.HH. Además, los pasillos de la empresa poseen un sistema de señales acustica y sonoras que avisa al “ocioso” trabajador de que va andando a menos de 5 metros por segundo y, por tanto, está perdiendo el valioso tiempo de la compañia.

Por ello, no sorprende que los ex empleados de Canon, se refieran a la empresa con calificativos como “prisión”, “lavado de cerebro”, “ciencia-ficción” o “trato inhumano”.

Y es que, un trabajador privado de sus derechos es el mejor robot.

© oídococina.com

Para ver como se trabaja en Canon: Gizmodo.es

t9zx26esyi